Estafa con planes sociales

Renunció el ministro de Desarrollo Social de Neuquén, Abel Di Luca

Renunció el ministro de Desarrollo Social de Neuquén, Abel Di Luca

El ministro de Desarrollo Social de Neuquén, Abel Di Luca, renunció este jueves al cargo que había asumido en diciembre del año pasado. A meses de que se inicie la investigación en fiscalía por la millonaria estafa con planes sociales que se destapó en su cartera y con una auditoría abierta en el Tribunal de Cuentas, el funcionario quedó apartado del gobierno.

Según se informó desde el Ejecutivo, también presentó su renuncia el director de Planes Sociales, Ricardo Soiza, lo que totaliza cuatro dimisiones en el gabinete provincial en la semana.

Leé también: Renunció un funcionario provincial denunciado por abuso sexual

Cuarentena total: Así funcionará el Banco Provincia de Neuquén | Radio UNCo  CALF

Estafa con planes sociales

Una hermética investigación se lleva adelante en el Ministerio Público Fiscal de Neuquén, tras la denuncia radicada por un beneficiario de un plan social en el Banco Provincia del Neuquén (BPN), en el mes de agosto.

El caso comenzó cuando una persona que recibiría un Plan Social Nacional, por medio de una cuenta en la entidad bancaria se presentó denunciando la falta de pago de dos meses.

A partir de esto comenzó una investigación interna que incluyó la utilización de tecnología y de las cámaras de seguridad para identificar si alguien más había utilizado la tarjeta para retirar el dinero del titular.

Posteriormente la denuncia fue radicada en la Justicia y las diligencias quedaron a cargo del Fiscal Diego Azcárate.

El modus operandi: les depositaban $49.000 pero recibían $8.000

Con una simple fotocopia del DNI de una persona, la dirección de Planes Sociales le abría una cuenta en el Banco Provincia de Neuquén y empezaba a depositarle un subsidio por 8.000 pesos. El beneficiario sólo tenía que ir a una sucursal a retirar la tarjeta de débito y pasar por el cajero para cobrar. Lo que nunca se enteraba era que a partir del mes siguiente los depósitos subían a 49.000 pesos. Para entonces, el titular del plan social ya le había entregado la tarjeta de débito y la clave de acceso a otro individuo, que se encargaba de retirar el efectivo y le daba a cambio los mismos 8.000 pesos de siempre, mes tras mes, y se quedaba con la diferencia.

Así era, en esencia, la defraudación con planes sociales y tarjetas de débito del BPN que investiga la fiscalía de Delitos Económicos por un monto estimado en 123 millones de pesos

Con información del RÍO NEGRO.

Te puede interesar
Últimas noticias
Vendedor para Farmacia Lacar

Aviso laboral

Vendedor para Farmacia Lacar